Bypass gástrico: ventajas y desventajas*

Elija el tema:

El creciente problema de la obesidad

La obesidad es un problema de salud habitual que está aumentando rápidamente en todo el mundo. Es un problema complejo que incluye varios aspectos biológicos, físicos, psicológicos y sociales. En términos generales, la obesidad es la enfermedad en la cual el peso de una persona alcanza un cierto nivel cuando empieza a afectar seriamente su salud, causando ciertas enfermedades crónicas y, en última instancia, trastornos potencialmente mortales. El exceso de peso es un factor de riesgo bien conocido en el desarrollo de la enfermedad coronaria del corazón, la insuficiencia respiratoria, la diabetes mellitus, la dislipidemia, la hipertensión, la degeneración de las articulaciones y el cáncer. El riesgo de muerte entre las mujeres con un índice de masa corporal igual o mayor a 32 es dos veces más grande que entre las mujeres que no tienen sobrepeso.

¿Quién debería considerar el bypass gástrico?

Cuando los enfoques convencionales de la restricción alimentaria y los programas de ejercicio no ayudan a conseguir una pérdida de peso sustancial a largo plazo es cuando se recomienda la cirugía. Cuando incluso los modernos métodos farmacológicos son incapaces de producir los resultados deseados, la cirugía puede ayudar a alcanzar lo que es de otra manera inalcanzable. De entre las cirugías de pérdida de peso existentes hasta la fecha, el bypass gástrico es la que ofrece mejores resultados. Es la manera más exitosa de ayudar a los pacientes con obesidad severa debido a su seguridad, baja morbilidad y muy baja mortalidad, así como a su capacidad de lograr la remisión de afecciones médicas serias relacionadas con la obesidad.

La cirugía de bypass gástrico suele realizarse laparoscópicamente. La cirugía laparoscópica de bypass gástrico es una operación difícil desde el punto de vista técnico. Durante la cirugía, el estómago proximal se separa del estómago distal para formar una pequeña bolsa gástrica restrictiva. El bypass gástrico altera la forma en que el cuerpo humano digiere la comida. Este tipo de cirugía funciona mediante la restricción y la malabsorción. Los pacientes se sacian antes después de la cirugía de bypass gástrico, por lo que ingieren comidas más pequeñas, perdiendo así peso. 

Ventajas de la cirugía de bypass gástrico

  • La cirugía laparoscópica de bypass gástrico es una intervención puramente restrictiva. Es además muy poco agresiva y es reversible. Es la operación de reducción de peso más comúnmente realizada. El bypass gástrico es generalmente considerada como la operación estándar de oro y consigue una mayor reducción de peso con una fiabilidad mayor. Los resultados a largo plazo muestran una media de entre un 60 % y un 70 % de pérdida de exceso de peso. Además, es probable que el peso siga cayendo durante 10 años.
  • Conforme se va perdiendo peso, muchos problemas de salud relacionados con la obesidad mórbida mejoran o incluso se resuelven. Por ejemplo la apnea del sueño, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la acidez, la incontinencia urinaria y el funcionamiento del tracto respiratorio. Los estudios muestran que el bypass gástrico reduce el riesgo de ataque cardíaco.
  • Los pacientes con diabetes mellitus necesitan menos medicación e incluso llegan a controlarla. La dislipidemia, particularmente la hipertrigliceridemia y los niveles elevados de colesterol/HDL también se resuelven de manera mucho más fiable e impresionante que con cualquiera medicación. Además se ha visto que el 60% o más de los pacientes son capaces de dejar la medicación para la hipertensión después de la cirugía de bypass gástrico.
  • La cirugía de bypass gástrico es también un procedimiento relativamente seguro incluso para los pacientes mayores y para aquellos con enfermedad cardiovascular conocida. La cirugía laparoscópica de bypass gástrico reduce el dolor postoperatorio, reduce la estancia en hospital, permite regresar más rápido al trabajo y a otras actividades diarias, y ofrece una tasa rara de infecciones en las heridas.
  • Los pacientes que se someten a cirugía bariátrica logran una pérdida sustancial de peso, mejoran la calidad de su vida e informan de un buen estado de salud en general. La combinación de estos cambios tiene un impacto tremendo en la expectativa de vida de los pacientes severamente obesos.

Desventajas de la cirugía de bypass gástrico

  • A pesar de los importantes beneficios de la cirugía de bypass gástrico, ciertas complicaciones quirúrgicas y sistémicas están asociadas con este tipo de cirugía. La mayor parte de pacientes bariátricos tienen una comorbilidad significativa, incrementando su riesgo de padecer complicaciones cardiopulmonares postoperatorias, lo cual puede causar dificultades durante la cirugía.
  • A parte de las complicaciones técnicas, las complicaciones cardiopulmonares y las relacionadas con las heridas son las más frecuentes y severas, y pueden dar lugar a accidentes cardiovasculares, infarto de miocardio, embolismo pulmonar, insuficiencia respiratoria y otros.
  • Sobre un 10% de los pacientes tienen complicaciones postoperatorias como sangrado del tracto gastrointestinal, constricciones, obstrucciones, úlceras, cálculos biliares, infección del tracto urinario y otros problemas como deficiencias nutricionales de ácido fólico, tiamina, calcio, zinc, vitamina B12, vitamina D, vitamina A y hierro. Pueden desencadenar anemia, encefalopatía y otras enfermedades.
  • Los pacientes con comportamiento adictivo, como por ejemplo aquellos que abusan del alcohol y del tabaco, se encuentran en el grupo de mayor riesgo de complicaciones. A menudo no consiguen seguir la dieta y las instrucciones médicas por lo que el riesgo de una pérdida de peso pobre y de complicaciones es excepcionalmente alto.
  • Los pacientes que tenían dependencia de la comida antes de la cirugía, pueden sufrir la transferencia de la adicción, potencialmente cambiando la adicción por la comida por un problema de abuso de alcohol o drogas. Todas estas cuestiones pueden llevar a la retención del peso y a la necesidad de volver a operar.

Solución a la obesidad

Los pacientes obesos representan una parte única de la población con importantes problemas anatómicos y fisiológicos que pueden influenciar el resultado de la operación. Sin embargo, sigue siendo posible lograr una salud óptima tras el bypass gástrico. La cirugía de bypass gástrico reduce el riesgo de muerte por cualquier causa y de mortalidad cardiovascular en los pacientes obesos. La cirugía bariátrica es seguida por una sustancial y duradera pérdida de peso y está asociada con efectos metabólicos favorables que van mucho más allá de lo que se puede lograr con los cambios en el estilo de vida y los tratamientos farmacológicos. Como resultado, el bypass gástrico puede mejorar e incluso resolver la diabetes mellitus, la hipertensión, la apnea del sueño y la dislipidemia. 

Todos los pacientes deberían ser cuidadosamente examinados antes de la operación y todos los pacientes postoperatorios necesitan una monitorización constante por parte de un médico para comprobar si surgen otros problemas potenciales.