Bypass gástrico y el embarazo

Escoja el tema:

• Obesidad y fertilidad 
• Cirugía gástrica
• Ventajas del bypass gástrico
• Posibles riesgos
• Antes y después del bypass gástrico

El bypass gástrico es la cirugía de reducción de peso más utilizada en el mundo. La tasa de obesidad está aumentando drásticamente. La obesidad se caracteriza por un estado de hiperinsulinismo, hiperandrogenismo, la dislipidemia, la hipertensión y el síndrome de ovario poliquístico, que conduce a la amenorrea e infertilidad.

La obesidad afecta la fertilidad

La pérdida de peso puede cambiar el mecanismo de la infertilidad. Las mujeres que sufren de obesidad mórbida son a menudo infértiles. Incluso si la mujer obesa es capaz de quedar embarazada, aún se considera de alto riesgo debido a las complicaciones de la obesidad para el bebé como la macrosomía, preeclampsia, aborto natural, diabetes gestacional, hipertensión inducida por el embarazo, inducción del parto, cesárea, defectos congénitos, retención de peso posparto, obesidad juvenil y otros riesgos asociados.

La cirugía gástrica para superar la obesidad

La cirugía de bypass gástrico es una cirugía bariátrica para la pérdida de peso que hace al estómago más pequeño y permite que los alimentos omitanpartes del sistema digestivo. Así se reduce la cantidad de calorías que una persona absorbe y se restringe la cantidad de su consumo. Esto significa que el paciente come menos porque se siente satisfecho rápidamente y una parte de la comida no es digerida plenamente. La cirugía gástrica ayuda a combatir la obesidad.

Aproximadamente la mitad de todos los pacientes sometidos a cirugía de bypass gástrico son mujeres en edad reproductiva. El bypass gástrico es el método más seguro y eficaz para la pérdida de peso de mujeres obesas en edad fértil, con resultados preferenciales para los embarazos después de la cirugía.

El bypass gástrico puede proteger a la mujer y al bebé de los problemas relacionados con la obesidad

Un gran número de mujeres en edad reproductiva pueden someterse a una cirugía bariátrica, que puede cambiar la fertilidad después de la pérdida de peso. El embarazo después de la cirugía bariátricano solo es seguro para la madre y el bebé, sino que también puede proteger a las mujeres obesas y a sus bebés de las complicaciones relacionadas con la obesidad durante y después del embarazo. Los bebés cuyas madrestuvieron una cirugía de bypass gástrico tienen la misma oportunidad de estar perfectamente sanos que los bebés cuyas madres no tenían el problema de obesidad. Que los pacientes entiendan el mecanismo de la cirugía de pérdida de peso puede ayudar a prevenir las complicaciones relacionadas con la nutrición y mejorar la salud materna y fetal, en esta población de alto riesgo obstétrico, y es clave para el resultado exitoso de la cirugía.

Posibles riesgos

Complicaciones específicas a una cirugía de bypass gástrico pueden incluir hiperémesis, sangrado del tracto gastrointestinal o herida, fuga anastomótica, perforación gástrica, deficiencias nutricionales, estenosis de la anastomosis, hernia interna, infección de herida, ataque cardíaco y otros.

Sin embargo, esta intervención implica ciertos cambios en el proceso digestivo y fisiología, y es la fuente de complicaciones nutricionales y metabólicas. Las personas que se han sometido a cirugía de bypass gástrico con frecuencia tienen deficiencias nutricionales en obtener suficiente ácido fólico, tiamina, calcio, zinc, vitamina B12, vitamina D, vitamina A y hierro.

La falta de nutrición en el organismo de la madre que ha sometido a cirugía de bypass gástrico puede causar problemas graves para el bebé que crece en su útero. La cirugía de bypass gástrico puede dar lugar a complicaciones fetales, incluyendo el nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, retraso mental fetal, hipocalcemia o raquitismo neonatal, osteomalacia materna y defectos del tubo neural.

La anemia puede ser secundaria a la deficiencia de hierro, la deficiencia de ácido fólico e incluso a la deficiencia de vitamina B12. También se pueden observar trastornos neurológicos tales como encefalopatía Gayet-Wernicke, debido a la deficiencia de tiamina, o neuropatías periféricas.

Algunas pueden tener complicaciones como la desmineralización ósea debido a la deficiencia de vitamina D y calcio, pérdida de cabello secundaria a la deficiencia de zinc o hemeralopía por la deficiencia de vitamina A.

Después de la cirugía gástrica a una mujer se le recomienda esperar de unos 12 a 18 meses antes de quedar embarazada, hasta que se estabilice el peso de la madre. Este retraso ayuda a evitar la mayoría de las potenciales complicaciones nutricionales para la mujer embarazada y su bebé.

Antes y después de un bypass gástrico

Evaluación y selección preoperatoria debe ser realizada por un equipo multidisciplinario para obtener un resultado óptimo luego de la cirugía. El estado nutricional de las mujeres después de la cirugía de bypass gástrico y durante el embarazo se debe controlar cuidadosamente. Los cambios de peso durante el embarazo y en el periodo posparto se deben seguir en un esfuerzo por maximizar la pérdida de peso y asegurar la salud fetal. La atención prenatal se realiza mejor con una cuidadosa coordinación entre el obstetra y el bariatra.