Comparativas sobre cirugías bariátricas*

Cirugía para perder peso: ¿cuál elegir?

A menudo los pacientes se quedan perplejos ante la variedad de cirugías para perder peso disponibles, por lo que es bueno conocer las diferencias y similitudes entre cirugías con el fin de obtener un panorama más amplio. Las cirugías que se realizan principalmente en el mundo son el bypass gástrico en Y de Roux (GBR), la banda gástrica y la manga gástrica.

Tiempo de cirugía y hospitalización

En primer lugar, existe una diferencia de tiempo. Hace falta aproximadamente 1 hora y media para realizar un bypass gástrico, 40 minutos para la banda gástrica y 2 horas para la manga gástrica. La hospitalización también difiere ligeramente. Generalmente se aconseja al paciente que se quede durante 2 días tras el bypass gástrico, 1 día tras la banda gástrica y 3 días tras la manga gástrica. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el tiempo de cirugía y la estancia en el hospital pueden variar dependiendo de varios factores, como la política del hospital o el enfoque del cirujano.

Ventajas

  • El bypass gástrico consigue una pérdida de peso mayor que la banda gástrica.
  • Suele realizarse de manera más habitual y es la cirugía más investigada.
  • La banda gástrica es una cirugía reversible y es la menos invasiva, por lo que la recuperación es rápida.
  • Una de las grandes ventajas de la manga gástrica es que el tracto digestivo no se modifica, por lo que no hay riesgo de malnutrición o de síndrome de dumping.
  • Las cirugías para perder peso han demostrado resultados excepcionales no sólo para resolver los problemas de peso, sino también para mejorar o incluso resolver varias enfermedades. Por ejemplo, un reciente estudio ha demostrado que tras el bypass gástrico, el 84% de los pacientes resolvieron su diabetes tipo II. Este mismo resultado se obtuvo en el 48% de los casos tras la banda gástrica y en el 72% tras la manga gástrica.
  • Las cirugías gástricas también alivian la hipertensión. El 75% de los pacientes resuelven su hipertensión tras el bypass gástrico, reduciéndose este porcentaje hasta un 55% tras la banda gástrica y hasta un 48% tras la manga gástrica. Los 3 tipos de cirugía también demostraron una mejora de la apnea del sueño, del asma, de la artritis y del reflujo.
  • Sin embargo, como en cualquier intervención quirúrgica, las cirugías para perder peso conllevan cierto número de posibles inconvenientes. Por ejemplo, una persona puede sufrir de nutrición insuficiente, de riesgo de síndrome de dumping y de dehiscencia de la anastomosis tras el bypass gástrico.
  • Por otro lado, tras la banda gástrica se registra la menor pérdida de peso.
  • También existe la necesidad de un ajuste constante de la banda y el riesgo de deslizamiento de la misma.
  • Tras la manga gástrica, una persona puede necesitar una cirugía de revisión ya que existe riesgo de rotura de la sutura. Hay pocos datos sobre los resultados a largo plazo ya que es un procedimiento relativamente nuevo.

¿Quién es buen candidato para la cirugía gástrica?

Por lo general, una persona cuyo IMC sea mayor de 35 es un candidato adecuado para la cirugía gástrica. Sin embargo, si una persona tiene diabetes tipo II, el valor baja hasta 30. En general, la cirugía para perder peso se realiza a las personas que sufren trastornos relacionados con la obesidad que afectan negativamente a su salud, están en buen estado psicológico y no han conseguido perder peso de ninguna otra manera.

¿Cuánto peso se puede perder?

Tras el bypass gástrico, en 6 meses una persona pierde aproximadamente cerca de un 54% de su peso. En 1 año un 72%, tras 2 años un 75% y tras 3 años un 72%. Tras la banda gástrica estos valores se sitúan en un 35%, 45%, 56% y 58% respectivamente. Y tras la manga gástrica en un 46%, 56%, 68% y 75%.

La obesidad es una preocupación creciente en todo el mundo. Por ejemplo, en 2009 en Reino Unido el 23% de la población estaba obesa y en EE.UU. el 34%. En Reino Unido se realiza una cirugía para perder peso por cada 10.000 habitantes, aumentando este valor hasta 7 en el caso de EE.UU. Las estadísticas del NHS muestran que la cirugía gástrica más popular realizada en el Reino Unido en 2010 fue el bypass gástrico, sumando el 58% de todos los tipos de cirugía, mientras que la banda gástrica se quedó en un 19% y el resto en un 23%.

Por supuesto, antes de decidir el tipo de cirugía gástrica al que someterte, debería consultar a su médico y tomar una decisión sólo tras una investigación minuciosa.